Close

10 febrero, 2020

Talentos en femenino: Ser mujeres inteligentes

SOMOS LA ESTIRPE DE ISIS.
La estirpe de Isis. Mujeres en la historia de la ciencia muestra la presencia, y también la ausencia, de las mujeres en la historia de la ciencia. Estudiando el pasado, podemos entender el presente, para cambiar el futuro: PONER EN VALOR LA INTELIGENCIA FEMENINA.

Esta entrada surge por la necesidad de dar visibilidad a una realidad que afecta a muchas jóvenes: ser inteligentes les supone un lastre, del cual se quieren desprender. Existe un talento, que cuanto más se acerca a la adolescencia, más se pretende ocultar. ¿Por qué? En esta semana, hemos asistido a dos jornadas totalmente diferenciadas y en ambas, se ha resaltado con preocupación, que en algunos casos, el valor de las niñas inteligentes cae al poco de llegar a la Secundaria.

Por un lado, en la jornada dedicada a las familias, los técnicos especialistas de la Consejería de Educación Región de Murcia, mostraban su preocupación por los datos obtenidos: al detectar las Altas Capacidades más evidentemente en los niños que en las niñas. No existe ninguna razón genética ni neurológica para que exista tal diferencia; sino más bien, es el entorno y las vivencias las que crean una barrera que les «obliga» poco a poco, a querer pasar desapercibidas. La misma conclusión que presentó la Dra. Luz Pérez, en su ponencia La Estirpe de Isis: Mujer e inteligencia de la jornada Gifted Talent- Investigación, Desarrollo e Innovación. Clarificador el vídeo de Sheryl Sandberg que invitó a visualizar:

La adolescencia es un momento especialmente complicado para las chicas de altas capacidades porque reciben mensajes contradictorios. Por un lado, desean desarrollar sus capacidades y destacar intelectualmente, pero los estereotipos sociales de género les empujan en sentido contrario. Según laDra. Luz Pérez, <<las chicas más capaces intentan ser competitivas y destacar, pero esto les lleva al rechazo social, porque si tú eres la lista de la clase, no eres la que los chicos consideran para salir con ellos. Esto es un dolor psicológico que tienen las niñas muy, muy fuerte y que les lleva a dos síndromes: el Síndrome del Impostor que hace que se sientan siempre fuera del sitio que les corresponde y el Síndrome de Abeja Reina, que les lleva a un perfeccionismo imposible.>>

¿Qué podemos hacer para evitar que las chicas más inteligentes se escondan?

Identificación temprana.Hay que detectarlas a edades tempranas. La mayor parte de las ponentes insistieron en la importancia de la detección precoz para poder actuar cuánto antes.A
Trabajar su autoestima y facilitarles experiencias personales de éxito de otras niñas y mujeres. Ayudarlas a situar su “locus de control”, es decir, a lo qué atribuimos nuestros éxitos. Las niñas suelen atribuirlos a su trabajo y esfuerzo, mientras que los niños lo atribuyen fundamentalmente a sus habilidades. Esto puede llevar a las chicas a tener una valoración negativa de sus habilidades y a una baja autoestima.

→ Estrategias para prevenir el perfeccionismo.

→ Tolerancia a la frustración. Cuidar mucho que los objetivos y las expectativas generadas sean las adecuadas, tanto de los padres, como de los profesores, porque en ocasiones los miedos a no alcanzar esas expectativas les paralizan. Por eso es importante enseñarlas a pedir ayuda y a compartir sus temores.

→ Enseñarlas a no ser pasivas, porque las niñas tienen mucha tendencia a adaptarse y mimetizarse, ser fuertes y tener confianza en sí mismas. En ocasiones permiten que otros «se apropien» de sus ideas o trabajo. Romper ese «techo de cristal» ese límite que determina el entorno.

Desde la asociación TALENTOS seguimos trabajando por cambiar la mirada, por eliminar estereotipos que lastran el desarrollo de la persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *